Retinopatía Diabética

La diabetes es la segunda causa de disminución severa de visión en países desarrollados detrás de la degeneración macular relacionada con la edad. Afecta alrededor del 5 % de la población mundial. En la argentina esto es alrededor de 2 millones de personas. Genera una afección silente de la retina en un primer momento. Esta consiste en la alteración a nivel retinal de la circulación vascular generando áreas de isquemia múltiples, hemorragias, edema macular, con liberación de factores de angiogénesis, los cuales forman neovasos que sangran y esto a su vez lleva a un desprendimiento de retina traccional.

¿Qué es la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética es una complicación que genera la diabetes causando el deterioro de los vasos sanguíneos de la retina.

El daño de los vasos sanguíneos de la retina puede tener como resultado que estos sufran una fuga de fluido o sangre. Si la enfermedad avanza se forman nuevos vasos sanguíneos y prolifera el tejido fibroso en la retina, lo que tiene como consecuencia que la visión se deteriore pudiendo terminar en un desprendimiento de retina.

> volver

¿Quiénes corren riesgos de tener retinopatía diabética?

Los diabéticos, tanto tipo 1 como tipo 2, por eso deben someterse a controles una vez por año.

> volver

¿Cómo se trata la retinopatía diabética?

La retinopatía diabética no tiene cura. Si existen tratamientos para regular el avance de la enfermedad y evitar la ceguera. En un principio se realiza un control metabólico y de los valores de la presión arterial, control de lípidos entre los ítems más importantes.

Existen también tratamientos como la fotocoagulación con láser, inyecciones intravitreas y la Vitrectomía en casos complejos.

> volver